Presupuesto 2021: se gastará más plata en subsidiar actividades contaminantes que en la protección del ambiente

MEDIO AMBIENTE 01 de marzo de 2021 Por RADIO GPS
Así se desprende de un análisis hecho por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales. Fuerte desfinanciación de la Ley de Bosques, una vez más.
Medio Ambiente no es parte de la agenda estatal
Medio Ambiente no es parte de la agenda estatal

Por Jorgelina Hiba 

El cuidado del ambiente aún no se refleja como prioritario en el presupuesto nacional, una herramienta que muestra negro sobre blanco donde están puestas las intenciones de la alta política a la hora de diseñar el reparto de los gastos que lleva adelante el gobierno central. Según un análisis realizado por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), las partidas compatibles con el cuidado ambiental representan el 0,5% de los gastos presupuestados para el año 2021, mientras que aquellas contrarias alcanzan al 8,2%.

“En 2021, por cada peso destinado a cuestiones ambientales se invertirán 15 en aspectos que llevan a su degradación, monto que muestra una reducción frente al año 2019, cuando la ratio fue de 1 a 19”, señala el documento “Alerta de spoiler: nada ha cambiado”. 

En total, las partidas destinadas al ministerio de Ambiente en 2021 son de 8.334 millones de pesos, el equivalente al 0,10% del presupuesto nacional. Esa plata es apenas el 10% de lo que se gastará para subsidiar al gas, y la mitad de lo que se destinará a la construcción de las represas en el río Santa Cruz, una obra de altísimo impacto ambiental.

Bosques nativos
La deforestación es uno de los mayores atentados contra la naturaleza a nivel global y Argentina no se destaca por sus esfuerzos para limitar el desmonte fronteras adentro.

Es así que el Fondo para Protección de los Bosques Nativos totalizará un 4,9% del monto que le corresponde por ley, es decir apenas un 0,015% del presupuesto 2021, muy lejos del 0,3% que le debería haber sido asignado, destaca el informe de la FARN.

Manejo del fuego
Tras un 2020 feroz en relación a lo que fueron los incendios forestales, las partidas destinadas al manejo del fuego representarán el 0,003% del presupuesto de este año, que por primera vez establece la creación del Fondo Nacional del Manejo del Fuego “adicional a las partidas presupuestarias que anualmente se le adjudican”.

Según detallaron desde la organización ambientalista, al incorporar este fondo “debería incrementarse en un monto cercano a los 1.200 millones, un valor similar al destinado al Fondo para la Conservación de Bosques Nativos”.

Hace cuatro años, desde 2017, que el presupuesto del Servicio Nacional de Manejo del Fuego ha sido subejecutado. “Entre 2017 y 2019 el 20% de los fondos no se ejecutaron, mientras que en 2020 restó el 37% de ejecución del presupuesto anual”. Es importante remarcar que en 2020, además, hubo una reducción del presupuesto vigente de 727 millones a 657 millones.

Energías a contramano
Donde más evidenciado queda la “ceguera ambiental” (como dice la pensadora Maristella Svampa) de la clase dirigente nacional es a la hora de repartir fondos para el sector energético: por cada peso invertido en energías renovables se invierten 184 en la generación de energías sucias, “monto que se triplicó desde el último análisis de FARN de 2019 cuando la ratio fue de 1 a 59”.

Esto significa que el 3,6% de las emisiones contaminantes del país “se deberán a los subsidios a la oferta de combustibles fósiles”.

En el sector del transporte, hasta el 78% de las partidas son contrarias al cuidado del ambiente y fomentan las emisiones, mientras que las partidas compatibles representan solo el 17%. Desde la FARN señalaron que “por cada peso que se destina al transporte que genera menores emisiones se invierten 5 en cuestiones vinculadas a medios de transporte que fomentan las emisiones”.

Te puede interesar