Rechazan la promoción del uso de agrotóxicos

MEDIO AMBIENTE 07 de octubre de 2020 Por RADIO GPS
Comunidades mapuche, asociaciones de apicultores, asambleas ambientalistas, estudiantes y docentes de Agroecología, productores orgánicos, la UTT Patagonia y vecinos preocupados lograron frenar las intenciones de algunos intendentes y empresarios que pretendían combatir a la mosca de la fruta fina utilizando agrotóxicos.
Agrotoxicos-Argentina

Comunidades mapuche, asociaciones de apicultores, asambleas ambientalistas, estudiantes y docentes de Agroecología, productores orgánicos, la UTT Patagonia y vecinos preocupados lograron frenar las intenciones de algunos intendentes y empresarios que pretendían combatir a la mosca de la fruta fina utilizando agrotóxicos.

La mosca Droophila suzukii viene afectando con creciente intensidad los cultivos de fruta fina en la Comarca Andina. En los últimos días trascendió una nota, con fecha 3 de septiembre, suscripta por los intendentes de El Hoyo, Lago Puelo y El Maiten dirigida al SENASA solicitando autorización para el uso de agrotóxicos como parte del “manejo integrado de la plaga”.

Esta nota, respaldada por una Mesa de Drosophila suzukii integrada por el mismo municipio de El Hoyo, el SENASA local, el INTA, la Asociación de Productores de El Hoyo, la Cooperativa agraria Paralelo 42 y La Agrícola-El Hoyo (comercio local de insumos y agrotóxicos), circuló por redes sociales recién en las últimas horas, causando consternación y alarma entre los habitantes de la Comarca, una región con abundante legislación anti-agrotóxicos y con una clara matriz productiva orgánica volcándose cada vez más hacia lo agroecológico.

El 1 de octubre, la mencionada Mesa de Drosophila s. invitó a una presentación pública de la campaña contra la mosca en el gimnasio municipal, aunque el revuelo de críticas ya había causado una declaración del INTA (El Bolsón y El Hoyo) donde niegan avalar cualquier uso de agrotóxicos (ver nota del INTA).

A gimnasio lleno, el intendente Pol Huisman y sus asesores, luego de presentar un video de 5 minutos y pronunciar un escueto discurso, quisieron dar por terminado el acto, pero una multitud de voces interceptó su veloz caminata hacia la salida, dando inicio a una interpelación popular que se extendió por casi tres horas.

Una de las primeras voces que se alzó habló en mapudungun, el integrante de una comunidad mapuche expuso que nunca existió a este respecto (ni a ningún otro) una consulta previa, libre e informada según el convenio 169 de la OIT, que no acordaban con la utilización de ningún veneno y su determinación inquebrantable para defender la mapu.

Los apicultores/as estaban angustiadísimos por la mortandad de abejas ya alarmante debido al uso clandestino de agrotóxicos en la zona y decían “si mueren 100 vacas en un campo es noticia nacional, pero si mueren miles de abejas pareciera no importarle a nadie” “queremos un claro NO INNOVAR desde el municipio, para que los productores no se confundan y empiecen a fumigar con cualquier cosa”.

“Las abejas no se enferman, directamente mueren, por eso somos los primeros en constatar el uso de agrotóxicos” “como dijo Einstein, sin abejas la humanidad tiene 4 años de supervivencia” “los apicultores también somos productores, ¿por qué no se nos consultó?”.

Productores de fruta fina orgánicos manifestaban su oposición al uso de agrotóxicos porque una vez que se utilizan se pierde para siempre el valor agregado de la fruta sin tóxicos, mientras traían a la memoria la amarga experiencia de los productores del valle de Río Negro, diezmados por agrotóxicos y fracking.

Un funcionario del SENASA presente aclaró que la dependencia local tampoco avalaba ningún uso de agrotóxicos para combatir a D. suzukii y recordó que la autoridad de control y aplicación en Chubut es una comisión provincial con sede en Rawson y con nula presencia en la Comarca.

Vecinos atentos preguntaron al ingeniero José Dumm, dueño del comercio “La Agrícola” cómo había efectuado ensayos sobre cultivos en El Hoyo y Lago Puelo con SPINETORAM, un agrotóxico no autorizado y en qué lugares se habían realizado dichos ensayos, respuesta que se negó a dar amparado por “secreto profesional”.

Las Asambleas presentes recordaron todas las legislaciones que contravenia semejante iniciativa, sin mencionar el creciente número de casos de cáncer entre la población y la inexistencia de controles para los usos ilegales de agrotóxicos que hoy por hoy ya se dan en la zona.

La UTT Patagonia reclamó que la Mesa se abra a todos los actores involucrados y se vuelva foja cero, mientras la Asociación de Apicultores redactaba a puño alzado una nota para que el Concejo deliberante se expida.

Antes de caer la noche, los intendentes de Puelo y El Hoyo anulaban la nota que pedia agrotóxicos, y convocan a una mesa con todos los actores.

Esta maniobra político-empresarial buscó cubrirse de un manto científico descalificando saberes y prácticas locales, amparándose en el discurso de la ciencia hegemónica, la misma que festeja a Monsanto y ataca a Carrasco. Y en este caso, lo paradigmático es que el asesor técnico y el vendedor de agrotóxicos es uno y la misma persona.

Otro punto a señalar es que la justificación de cuidar puestos de trabajo es cuanto menos falaz: resulta de público conocimiento que el agronegocio disminuye puestos de trabajo, precariza el poco remanente, expulsa población rural y tiende invariablemente a la concentración de tierras.

Al final del día y gracias al pueblo movilizado, en favor de la salud de las poblaciones y los ecosistemas, esta vez al agronegocio le tocó perder.

Ecoportal.net

Fuente: ANRed

Te puede interesar