Jujuy: Trabajadores y trabajadoras de un canal de televisión se encuentran en situación de esclavitud

SOCIEDAD 14 de octubre de 2020 Por RADIO GPS
El Sindicato Argentino de Televisión, seccional Jujuy, indicó que en un canal local tratan a sus empleados como esclavos y niegan sus derechos como trabajadores

SATSAID - Jujuy

La muerte de Elisabeth Pérez, empleada del multimedio Canal 2, dejó al descubierto la vulneración de los derechos laborales que somete a los trabajadores a un sistema de "esclavitud" y destrato constante.

El Sindicato de Televisión indicó que son muchos los testimonios de personas que han trabajado en Canal 2 que dan cuenta del maltrato y la vulneración a los derechos laborales que es casi un "política" de esa empresa.

La titular del Gremio de los Trabajadores de Televisión seccional Jujuy del SATSAID, Silvia Vargas, indicó que los empleados se encuentran en situación de "esclavitud" y que "la vulneración de los derechos laborales es absoluta y constante" al mismo tiempo que aclaró que el sindicato no pudo intervenir porque los empleados tienen prohibido agremiarse.

"En esta empresa no tenemos representación gremial porque la empresa incurre en prácticas persecutorias, tiene una práctica antisindical, negándoles a los trabajadores la posibilidad de afiliarse, amenazándolos que si se llegan a afiliar van a ser despedidos", dijo.

"Es lamentable que en pleno siglo XXI y después de tantos años en los que se lograron los derechos laborales por los que tantos hombres y mujeres dieron su vida, lamentablemente la mentalidad de personas que quieren tener empleados sumisos y tratarlos como si fueran esclavos y no trabajadores. Porque solamente cuando consideras que una persona es un esclavo le negás el derecho a que tome la libre decisión de afiliarse o no. Nadie debe coartar esa libertad. Y esa empresa lamentablemente los amenaza con despedirlos si lo hacen", detalló la gremialista.

"Nos preocupa mucho lo que ocurre en esta empresa, ojalá algún día podamos obligar a esta empresa a encuadrar a los trabajadores en el convenio colectivo de televisión, porque son de televisión y deben estar en ese convenio, no en el UOCRA ni en el de Comercio", señaló.

Indicó que quizás si la trabajadora fallecida hubiera estado agremiada hubieran podido acompañarla y velar para que cumplan las normas y los protocolos sanitarios para garantizar las condiciones dignas de trabajo, un buen trato y las condiciones salariales.

Dijo que el buen trato en las empresas es una cuestión pendiente que se está trabajando a nivel nacional, dado que es muy importante en estos momentos asegurar las condiciones dignas de los trabajadores, "hay muchos casos de trabajadores que están siendo amenazados con ser despedidos en estos momentos difíciles de pandemia y ante ellos no les queda más remedio que priorizar la fuente de ingreso para asegurar la comida de sus familias y bajar la cabeza".

Finalmente, Vargas indicó que "instamos a los trabajadores a que se acerquen y hagan valer sus derechos. Si el trabajador no nos da esa representación lamentablemente no podemos hacer nada para garantizar sus derechos" y agregó que "el silencio lamentablemente hace que muchas cosas no salgan a la luz hasta que haya una explosión como lo que ocurrió con Elisabeth".

El reclamo de la familia
"Estoy aquí parada con las fuerzas que me quedan porque quiero que todo el país sepa que mi hermana, personal de riesgo, falleció por irresponsabilidad de Canal 2 y de los médicos de la obra social Medifé", exclamó María al tiempo que hizo saber que ella cuenta con los audios en los que la víctima "llorando pedía que por favor la dejen trabajar desde la casa". Pero eso no ocurrió y "ya cuando mi hermana empezó a empeorar yo misma les mandé un audio haciéndolos responsables y hasta el día de hoy nadie me dio ni el pésame", expresó.

El decreto
En el inicio de la cuarentena, el DNU 297/2020 estableció como medida el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” (artículo 1) que indica que los trabajadores no deben concurrir a prestar labores. Y específicamente en aquellos casos de que el trabajador se encuentre dentro de los denominados “grupos de riesgo”, podrán trabajar desde sus hogares y establecer con el empleador las condiciones en que las mismas se llevarán a cabo, percibiendo su remuneración habitual.

El decreto indica que están en el grupo de riesgo las trabajadoras embarazadas, trabajadores con enfermedades respiratorias crónica: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), enfisema congénito, displasia broncopulmonar, bronquiectasias, fibrosis quística y asma moderado o severos. Enfermedades cardíacas: Insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, valvulopatías y cardiopatías congénitas. Inmunodeficiencias y diabéticos, personas con insuficiencia renal crónica en diálisis.

Te puede interesar