Edery y Schiappa Pietra: “Para nosotros ellos vendían influencias a cambio de dinero

POLÍTICA / ECONOMÍA 17 de diciembre de 2020 Por RADIO GPS
Fiscales-768x459

Los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, que llevan adelante la causa por juego clandestino en la que está sospechado el senador Armando Traferri, se presentaron este jueves ante miembros de la Cámara Alta para fundamentar el pedido de desafuero contra aquél, como paso previo necesario para su imputación.

Tras el encuentro, los funcionarios del MPA aseguraron a la prensa que las pruebas contra el legislador son «contundentes», «duras y objetivas».

«Tenemos elementos para imputar y para ir a un juicio oral respecto al senador y a todos los integrantes de la organización (criminal)», confiaron.

Luego de que el miércoles ingrese al Senado provincial el pedido de desafuero de Traferri, los fiscales se presentaron ante los legisladores para brindar más pruebas contra el senador, entre ellas, audios que dan cuenta de la relación que tenía con Peiti.

Los fiscales Matís Edery y Luis Schiappa Pietra se presentaron durante el mediodía de este jueves en el Senado santafesino para exponer ante los legisladores las pruebas que obtuvieron a través de investigaciones y fundamentar el pedido de desafuero del senador Armando Traferri, a quien ubican como organizador de una red de juego clandestino, junto a Patricio Serjal y Leonardo Peiti.

Los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación (MPA), que forman parte de la Agencia de Criminalidad Organizada de la Fiscalía Regional Rosario, llegaron a la Cámara Alta acompañados por el Fiscal General de Santa Fe, Jorge Baclini,con el objetivo de presentar pruebas halladas en el marco de una investigación por juego clandestino, que involucrarían a Traferri.

Según detalló a los medios Edery, en su intervención ante los senadores “presentaron más evidencia” contra Traferri y pudieron pasar audios y explicar las pruebas recolectadas hasta el momento, las cuales, a entender de los fiscales, son suficientes para que la Cámara Alta apruebe el desafuero del legislador.

“La evidencia es dura, son cruces de antena, llamadas telefónicas y hay que explicarlo porque hay que contextualizarlo. Entendimos que presentarlo solamente mediante un escrito no era adecuado para que los senadores puedan entender”, ahondó el fiscal.

Y agregó: “De la misma forma que queremos que el senador Traferri vaya y escuche ante un juez la imputación, se lo teníamos que contar a los senadores”.

Sobre la posibilidad de que la Legislatura habilite el desafuero al senador, Edery sostuvo: “Son un montón de senadores, cada cual tendrá su visión y tendrán que resolver en base a eso. Nosotros pensamos que la prueba es contundente y que tenemos elementos para imputar y para ir a un juicio oral respecto a Traferri y a todos los integrantes de la organización”.

En tanto, anticipó que este viernes se realizará una audiencia de reimputación al exfiscal regional de Rosario, Patricio Serjal, y a otro miembro de esta presunta organización delictiva, en donde se ampliarán las imputaciones. “Hay personas que no han sido imputadas, la investigación sigue porque Traferri no es el único involucrado en esto” indicó.

Por su parte, Schiappa Pietra añadió que en la exposición de este jueves se presentaron audios entre Peiti y Ricardo Paulichenco, secretario legislativo ya fallecido, en donde este último “dijo que Traferri había ido a hablar con un ministro de Justicia, que iba a hablar con Baclini y que le baje línea del 301”.

Al respecto, completó que entre Peiti y Paulichenco “hay varias conversaciones donde se ve un trato muy habitual, en muchas de ellas se menciona a Traferri y en dos de ellas se habla de jugo clandestino”.

“Para nosotros ellos vendían influencias a Peiti a cambio de dinero. Después hay un audio donde le dice que le lleve la plata, esto es una evidencia del 2017. Junto con eso, demostramos que hubo reuniones en donde está acreditado que se reunieron Traferri y Peiti. De ese tipo de reniones mostramos varias”, aclaró el fiscal.

En este sentido, indicó que a causa de un mensaje de Peiti en donde anunciaba que se reuniría con Traferri, se hizo un seguimiento de antenas que dio como resultado que ambos estuvieron presentes en el domicilio del senador.

“Lo que es significativo es que Traferri, en el escrito que presentó para defenderse, nunca hizo alusión de que conocía a Peiti desde el 2017. Hoy, después de esta reunión, quedó muy claro que eso no es así. No somos quienes para calificar las declaraciones, pero nuestra investigación contradice eso con prueba dura”, manifestó Schiappa Pietra, quien además señaló que se está “más cerca del desafuero después de esta reunión”.

“Hay otro audio, del 2017, en donde le dice a la mujer que ya le había llevado lo que tenía que darle al Pipi”, agregó el fiscal, también en relación de un mensaje de Peiti en donde asegura que le entregó algo a Traferri.

En relación a los pasos a seguir en la causa, Edery confesó: “Nosotros tenemos armada la imputativa, estamos esperando que la Legislatura nos habilite para imputar al senador. De hecho le ofrecimos que él voluntariamente retire sus fueros pero dijo que no”.

Asimismo, ambos fiscales reconocieron que mantuvieron una reunión con el ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, para planificar un operativo de seguridad personal ya que los funcionarios recibieron amenazas por su investigación en la causa de juego clandestino.

En tanto, Schiappa Pietra adelantó que en caso de que se rechace el pedido de desafuero, “el Código prevé que se archive la investigación del funcionario”.

Finalmente, el fiscal general Baclini, informó que estuvo presente en la exposición para “avalar la investigación” y afirmó que “jamás se reunió con Traferri”, desmintiendo así las declaraciones de Paulichenco en los audios a Peiti.

Te puede interesar